viernes, 25 de marzo de 2016

Colaboración Pandahall 2: inspiración pulseras Lokai

¡Buenas! Esta es la segunda entrada que hago en colaboración con Pandahall, una tiena online con todo tipo de materiales para DIY ¡espero que os guste!

Me encanta el concepto de las pulseras Lokai: encuentra el equilibrio, en los peores momentos no te vengas abajo y en los mejores conserva los pies en la tierra.

Para los que no las conozcáis las pulseras Lokai son unas pulseras de silicona con dos perlas muy particulares: una blanca que contiene agua del Everest para representar los momentos cumbre de tu vida y una negra con barro del mar Muerto para representar cuando has tocado fondo. Materiales del punto mas alto y más bajo del planeta.

En este DIY me gustaría hacer mi interpretación a ese concepto, añadiendo un pequeño detalle: no hay mejores ni peores momentos si no hay vida de por medio. Por eso entre la cuenta negra y la blanca he querido poner cuentas de madera, un material que en algún tiempo estuvo vivo.
Es cierto que mi cuenta negra no tiene barro de mar Muerto, ni la blanca agua del Everest, pero para mi no es eso lo más importante.


No necesitaremos demasiados materiales, solo una bolitas de madera, hilo elástico y una aguja para que sea más fácil enhebrar las bolitas. Si no podéis comprar cuentas de colores también necesitaréis pintura blanca y negra para pintar dos de las perlas.

Lo primero que quería hacer era teñir la madera, ya que el color original no me gustaba demasiado. Para evitar tener que comprar productos extra probé a teñirlo con café y el color resulto quedar absolutamente perfecto.

Os cuento un poco el proceso: en una olla pequeña puse suficiente agua para cubrir las cuentas y le añadí abundante café, para que quedara bien cargado. A continuación lo llevé a ebullición, apagué el fuego y lo dejé enfriar con la tapa. Al sacar las cuentas tenían un color como el que veis en la foto, pero al secar cambia bastante.


Si quereís un color más suave podéis probar diluyendo más el café o si lo quereis mas oscuro poniéndolo a hervir de nuevo. También podéis probar con otras cosas, yo hice la prueba con té y deja un color naranja bastante bonito. Lo bueno de usar café es que la pulsera se queda con el aroma *.*


Aqui teneis una foto de las perlas teñidas tras haber secado comparadas con las originales. Hay que decir que el método funciona mejor de lo que esperaba.


Una vez tengáis las bolitas que necesitais teñidas, una blanca y una negra, ya no queda más que montar la pulsera. Recordad que el número de bolitas teñidas tiene que ser par, para que la bola blanca y la negra se puedan colocar a la misma distancia.
Simplemente teneis que pasar las bolas por el hilo elástico, hacer un par de nudos y listo.


Este DIY es bastante sencillo, pero el resultado me encanta sobretodo por su significado, y no me he quitado esta pulsera desde que la he hecho, cosa que no puedo decir de todos mis DIY...

Espero que os guste, y ya sabéis, podéis encontrar todos estos materiales en la web de Pandahall:

http://es.pandahall.com/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...